CÓMO REDUCIR EL DOLOR PARA CLIENTES CON PIEL SENSIBLE

depilacion con cera

Hay tres aspectos que los clientes esperan de una sesión de depilación: que sea rápida, obtener resultados impecables, y con el menor dolor posible. Para ello se requiere no sólo esteticistas profesionales con grandes habilidades de depilación, sino también productos de calidad y cuidado antes y después de depilación.

Antes de la depilación

-Preparar la piel. El mercado de belleza actual está lleno de diferentes tipos de productos para preparar la piel para los procedimientos como la depilación con cera o el tatuaje. Productos no orgánicos pueden ser perjudiciales para los clientes con piel sensible, así que busque los que se hacen con ingredientes naturales.

-Educar a su cliente: Una rutina adecuada de pre depilatoria reducirá el dolor, evitará los efectos secundarios incómodos y, en general, le ayudará a obtener mejores resultados. Cuando los clientes llamen para programar una cita, explique cuidadosamente las precauciones necesarias que tendrán que tomar antes del tratamiento. No arriesgue depilar en la piel irritada o tratar de quitar los vellos cuando no son lo suficientemente largos. Por favor, explique al cliente por qué él o ella no se puede depilar en el momento y reprograme la sesión para otro momento.

-Crear un ambiente relajante: Lo creas o no, un ambiente agradable y tranquilo es tan importante como el procedimiento de depilación en sí. Una habitación limpia, bien decorada y relajante facilitará los sentidos de los clientes y los hará menos susceptibles al dolor. Usted puede tratar de mejorar la experiencia con música suave o aromaterapia. La higiene es también esencial, cada herramienta o accesorio que usted utilizará debe ser limpio, y los clientes notarán si no lo son.

Durante la depilación

Use ceras especialmente hechas para la piel sensible: utilice las que se derriten a bajas temperaturas, ya que son más suaves en la piel.

Sea eficiente: los clientes siempre buscan profesionales que puedan realizar un servicio de calidad en el menor tiempo posible. Utilice productos con los que ya ha practicado y que sabe que funcionarán de manera eficiente. Sin embargo, no sacrificar la calidad por la velocidad – no importa si te lleva un poco más de lo habitual para depilar ciertas áreas, siempre y cuando no se ponga en peligro los resultados.

Después de la depilación

-Cuidado de la piel: El cuidado posterior de la depilación no sólo incluye la eliminación de residuos de cera. Usted también tiene que aplicar productos que den confort y refresquen la piel de su cliente, como lociones o cremas con propiedades anti-inflamatorias, antioxidantes o hidratantes.

-Aplicar hielo o una compresa fría: Esto ayudará con enrojecimiento y reducirá la probabilidad de inflamación después del procedimiento. Es un truco rápido y fácil para los clientes cuya piel tiende a irritarse fácilmente.

-Informar a sus clientes sobre lo que debe hacer y lo que no debe hacer: Ni tomar sol, ni vestir ropa ajustada, ni usar maquillaje, o desodorantes se permite justo después de una depilación Usted puede hacer una pequeña guía del cuidado que sus clientes pueden llevar a casa; De esa manera, recordarán lo que pueden y no pueden hacer.

Siguiendo estos principios esenciales ayudará considerablemente a reducir el dolor, especialmente para aquellos clientes que luchan con la piel sensible. Estudia esta guía y tenla en cuenta al elegir nuevos productos, recibir nuevos clientes o mejorar la estrategia de venta de tu servicio.

Deja tu comentario

Comentarios